En busca del heroísmo en los mandos medios

Yo imagino que todo el mundo cree, íntimamente, ser un héroe. Que nadie aspira a la maldad, que cada villano que construimos se despierta todos los días pensando que está luchando por un mundo mejor.

Imagino a Cristina Fernández diciéndose “mi misión es salvar a la clase obrera”. O a Mauricio Macri felicitándose “Gracias a mí vamos a reinsertarnos en el mundo y recuperar el respeto internacional”.

La reciente discusión acerca de voto electrónico en Argentina me ha planteado un desafío. Conozco las historias que nos contamos entre quienes nos oponemos. Puedo imaginar las que se cuentan quienes lo proponen desde la “cumbre” de la política, como Macri o Urtubey, e incluso las que se cuenta la gente de la empresa que quería proveerlo.

Pero fracaso rotundamente cuando pienso en los mandos medios: ¿qué se decía Adrián Perez por la mañana, antes de salir a empujar un proyecto del que no estaba convencido? ¿Qué proeza imaginaba estar llevando a cabo Pablo Tonelli, mientras negaba la inexorable realidad de que absolutamente todo puede fallar? En algún momento, Marcelo Wechsler decidió asumir el riesgo de aventurarse en los terrenos desconocidos de la física, y terminó haciendo el ridículo con su infame “capa de Faraday”. Me cuesta creer que se hubiera arriesgado así si no es en defensa de valores en juego que, en su cabeza, sólo él podía salvar.

Podemos pensar que esta es una reflexión inútil, que se trata de simples corruptos que estaban persiguiendo un mango fácil con la licitación. Pero aún si así fuera, me cuesta creer que alguien puede mirarse al espejo todos los días y felicitarse por la cantidad de guita que va a afanar hoy sin volverse loco.

La pelea contra el voto electrónico no se acabó aún. No sólo porque todavía hay negocio por hacer: también porque quienes lo impulsan creen ser héroes de algo. Mientras no entendamos de qué, no vamos a poder enfrentarlos eficazmente.

Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. Pablo Fébolo

    El problema mayor está en la necedad de los que llamas héroes (del gobierno) y en la obsecuencia de los mandos medios, es por eso que es tan difícil “enfrentarlos” (prefiero convencerlos), hay muchísimo para mejorar en una reforma electoral, pero solo con dialogo honesto será posible.

    Con héroes necios y mandos medios obsecuentes no quedá otra que “enfrentarlos” aún con el costo que conlleva: seguir como estamos.

    • Ojo, yo no llamo héroe a nadie. Tan sólo señalo que, muy probablemente, creen ser parte de una gesta heorica, y no termino de entender cuál.

      • Pablo Fébolo

        Si si, sólo seguía el hilo de la idea, se entiende perfecto, sólo quise dar una posible respuesta a la duda planteada. Abrazo

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>