La industria electrónica de Tierra del Fuego: ¿hacer bien algo que no hace falta?

Hoy asistí a la conferencia “Desmitificando Tierra del Fuego. Sustentabilidad del Modelo industrial Electrónico”, dictada por René Ceballos, un ingeniero que hace 24 años que vive y trabaja en la isla.

Me enteré de cosas interesantes, efectivamente destronando prejuicios como que el que dice que en Tierra del Fuego (“la Tierra del Fuego“ decía siempre René) sólo se hace un ensamblaje muy primitivo: vimos videos de la producción de las máquinas del Programa Conectar Igualdad, partiendo de un circuito impreso desnudo y llegando a la máquina completa, pasando por la aplicación de pasta de estaño, la colocación de componentes, la soldadura, las etapas de verificación óptica… Si algo se puede decir de la charla, es que me hizo morir de envidia viendo los juguetes con los que esta gente trabaja.

Y ojo, que no sólo se trata del armado de las placas en sí, sino de armar toda la cadena logística necesaria para que los robots tengan componentes que colocar, más toda la programación para que los coloquen a todos y bien, y muchas cosas mas. Y sí, los componentes no se fabrican en Argentina, pero es absurdo esperar lo contrario. Si se fabrican sólo en un par de lugares en el mundo no es porque sea demasiado difícil, sino porque la inversión necesaria sólo se puede recuperar si vendés en volúmenes astronómicos. No hay lugar en el mundo para más de un puñado de fábricas de componentes, y no está mal que así sea.

Lo que se hace en Tierra del Fuego no es trivial.

Lamentablemente, la conferencia cumplió con la desmitificación, que es la primera mitad de su título, pero no logró convencerme de la segunda: si llegué con la sospecha de que el modelo industrial electrónico de Tierra del Fuego no es sostenible, salí convencido de que, efectivamente, no lo es.

El convencimiento viene de algunas observaciones hechas por el mismo René. Quizás la más significativa es la de que es ilusorio pensar en salir a exportar electrónica hecha en Tierra del Fuego, sencillamente porque es mucho más caro producir allí que en otros lados como China, de modo que la única manera de que alguien te pague el precio es, básicamente, que no pueda comprar en otro lado. Eso se puede hacer dentro de Argentina, simplemente bloqueando las importaciones, pero fuera de nuestras fronteras ya no es practicable forzar a alguien a que te pague más por lo mismo. 1 Aquí estuvo una de las pocas contradicciones de la conferencia: al hablar de si la electrónica producida en Tierra del Fuego es más cara que la importada o no, René dijo algo al efecto de que el precio resulta de oferta y demanda, y que si acá las cosas salen más caras, es porque no producen suficiente para satisfacer la demanda. Este argumento no sólo deja de lado el hecho de que la carencia de oferta es artificial, a través de las restricciones a la importación, sino la misma admisión de que el mismo empleado que en China le cuesta USD 300 a la empresa, en Argentina le cuesta USD 6.000.

Esto quiere decir que Tierra del Fuego produce para Argentina, y sólo para Argentina, a un precio mayor que el que costaría importar los aparatos ya hechos, y dando trabajo apenas a un total de alrededor de 30.000 personas, lo que está bueno si sos una de ellas, pero que a escala nacional no mueve el amperímetro.

Para sostener eso, los consumidores pagan precios más altos, y el Estado subvenciona fuertemente una actividad en la que no tenemos perspectivas de competir internacionalmente, y que en realidad aporta muy poco valor agregado. Está bueno producir electrónica, pero como negocio apesta: si estudiamos adónde va a parar el dinero de un producto electrónico moderno como el iPad, fabricado en China con componentes fabricados en China con materias primas obtenidas en China, nos encontramos con que menos del 2% va a parar a China. El negocio no está en fabricar el aparato, está en diseñarlo y venderlo.

¿Realmente vale la pena, como sociedad, invertir tanto en algo con un retorno potencial tan bajo? ¿No sería mucho, pero mucho más sabio apostar a crear una industria que trabaje bastante más “arriba“ que la de manufactura electrónica, diseñando maquinaria avanzada para agricultura, medicina, entretenimiento, lo que sea, contratando chinos para que produzcan los circuitos lo más barato posible, y exportar el producto más complejo, de gran valor agregado y que no se consigue en otra parte?

Y ojo, que el precio no es solamente en dinero de los consumidores y de los subsidios: también está el costo de oportunidad que aparece cuando las demás actividades productivas no pueden contar con herramientas modernas porque no se las puede importar.

Tierra del Fuego produce computadoras adecuadas para el mercado hogareño y de entretenimiento, pero falla a la hora de proveer las máquinas más poderosas que son necesarias en actividades de diseño y desarrollo. René explicó que esto se debe a que este mercado es más pequeño, menos interesante para productores y distribuidores, y por lo tanto le prestan muy poca atención. El problema es que la oferta nacional no cubre esa demanda, la oferta internacional es inaccesible, y si bien se trata de un número menor de máquinas, su provisión es crucial para poder desarrollar las actividades de más alto valor agregado.

No sería un gran problema, en realidad abrir la importación de máquinas de altas prestaciones: no son tantas las que hacen falta, y no compiten realmente con la oferta nacional 2 Por cierto, se produciría una distorsión de precios relativos, porque una máquina de alta gama importada no saldría mucho más cara que una hogareña nacional. . Sin embargo, no hay excepciones, y quienes las necesitan simplemente se las tienen que arreglar con lo que hay.

Salí de la conferencia con sentimientos encontrados: por un lado, entiendo el orgullo y el entusiasmo de las personas que trabajan en esto, llevando adelante un proceso complejo y lleno de dificultades. Por otro, sin embargo, creo que ese trabajo no sólo no agrega suficiente valor a la sociedad como para justificar la inversión, sino que además obstaculiza el desarrollo de actividades más promisorias.

Notas al pie   [ + ]

1. Aquí estuvo una de las pocas contradicciones de la conferencia: al hablar de si la electrónica producida en Tierra del Fuego es más cara que la importada o no, René dijo algo al efecto de que el precio resulta de oferta y demanda, y que si acá las cosas salen más caras, es porque no producen suficiente para satisfacer la demanda. Este argumento no sólo deja de lado el hecho de que la carencia de oferta es artificial, a través de las restricciones a la importación, sino la misma admisión de que el mismo empleado que en China le cuesta USD 300 a la empresa, en Argentina le cuesta USD 6.000.
2. Por cierto, se produciría una distorsión de precios relativos, porque una máquina de alta gama importada no saldría mucho más cara que una hogareña nacional.
Dejar un comentario?

21 Comentarios.

  1. Bueno, me desmitificás el hecho de que no se fabrica acá: parece que si. De hecho, ya lo venimos haciendo en muchos lugares para otras cosas (si, con pick & place y todo).

    Y es cierto que el valor final es… artificial.

    Ahora, lo que no sé si se sabe mucho es que acá si podemos hacer diseño. Y me refiero a los mismos chips, no sólo los circuitos.

    • Precisamente a eso voy: a que no tiene sentido meternos en el mercado de manufacturar diseños de otros, que es difícil, tiene márgenes bajísimos, depende de tener mano de obra prácticamente esclava, y carece de perpectiva exportadora, cuando el el verdadero provecho está en diseñar y vender productos propios, dejando que a los circuitos los arme el que sea más barato.

      • Interesante artículo Fede.

        Ahora, ambas cosas son complementarias y no excluyentes.

        Estoy convencido de que es más rentable económicamente diseñar que producir como decís vos. Apple es sólo una muestra de ello.

        Ahora, no es posible trasladar esos 30.000 puestos de trabajo directamente desde la industria de la manufactura a la industria del diseño de alto nivel, simplemente porque esas 30.000 personas que laburan en la línea de producción y en toda la cadena de abastecimiento no están capacitadas para diseñar.
        Suponiendo que eso fuese posible, la industria manufacturera necesita muchísima más mano de obra que la industria del diseño, con lo cual, te estarían sobrando muchas personas.

        El objetivo de mediano plazo tiene que ser el de integrar la cadena de abastecimiento verticalmente. Es decir, desde el diseño hasta la distribución, pasando por la manufactura.

        No en Tierra del Fuego, pero visité la fábrica de Ken Brown de Buenos Aires que también ensamblan las net de PCI. Charlando con algunos de los responsables, me contaban que la experiencia que estaban adquiriendo en el ensamble de las net y de sus propias notebooks, los impulsaba a empezar a diseñar ellos mismos e iban en ese camino.

  2. Federico, das por perdida una batalla de competitividad en electronica que recien empieza. Parece que nos falta mucho y que quizas no valga la pena.
    No comparto completamente eso. Tengo mis dudas pero para hacer ciencia y aplicarla en tecnologia creo que tenemos que tener gente trabajando en eso.

    • Me parece que decir que la batalla de competitividad en electrónica recién comienza es, en el mejor de los casos, optimismo ciego. Tanto la industria como el mercado son muy maduros, con canales de distribución y aprovisionamiento establecidos y jugadores dominantes.

      Pero más allá de eso, a lo que va mi artículo no es solamente a que no podemos competir en ese mercado, sino a que no vale la pena intentarlo, porque tendríamos que reducir nuestros costos y calidad de vida de los trabajadores por debajo de los de China (lo que no me suena a que eso sea un objetivo deseable), y todo por participar en la parte de la cadena productiva que menos provecho saca del producto.

      Disiento con lo de que no podemos hacer ciencia y tecnología sin realizar aquí la manufactura del producto final. Podemos hacer el diseño y tercerizar la manufactura. De hecho, eso es lo que hacen todos los países que ganan dinero en serio con tecnología.

  3. Muy buen post. Comparto tu opinión porque lo que he averiguado del tema coincide con tus conclusiones de los dos momentos de la charla.

    Igualmente aquí se ve un aspecto más que podría servir para el analisis de la política productiva en tecnología: el de las patentes. (Justamente la razón que permite al diseñador ganar dinero sin producir directamente)

    Ya sabemos del inmenso lobby al respecto que hacen los países que ganan dinero con esto.

    Por eso, quizá un buen avance que incentive esa industria sería una política más fina para restringir importaciones, que impulse el diseño en más altos (como propones) y agregaria que se negocien acuerdos de preferencias para patentes obtenidas dentro del Celac / ALBA – Mercosur para ventas regionales.

    • ¡Ufff, el tema patentes!

      Creo que entiendo por dónde viene tu comentario pero me temo que, en el actual contexto tecnológico, las patentes hacen más daño que bien. En particular en el área de electrónica, el ciclo de vida de un producto es más corto que lo que demora obtener una patente, y una vez otorgada termina actuando mucho más como una barrera anticompetitiva que como un incentivo a la innovación, como podemos ver en las actuales guerras de patentes en Internet, en el mercado de los móviles, y la que se viene en el de la impresión 3D.

  4. Muy buen articulo y coincido en la gran mayoria de las cosas que decis…

    Me hace un poco de ruido asimismo, la parte que decis si no seria mucho mas sabio hacer que un chino produzca algo lo mas barato posible… y no solo por una cuestion etica o filosofica de saber que uno contribuye a profundizar ese modelo esclavizador chino (y podemos quizas pasar horas debatiendo sobre hasta donde llega nuestra responsabilidad), sino tambien por la duda que me surge: “Que pasaria si un dia China, al tener el control absoluto de la produccion, decide, o bien pagar sueldos justos y dar jornadas de trabajo razonables, o bien, porque se les chiflo el moño, dejar de producir?”

    • Por cierto, la cuestión ética que planteás es importante. Lo de que lo fabrique un chino lo más barato que se pueda es un exabrupto que puede entenderse como que la esclavitud no nos molesta mientras no seamos nosotros los esclavos, pero no es esa la intención del párrafo.

      Es cierto que las condiciones en muchas fábricas de China son deplorables, pero eso ya ha causado suficiente escándalo internacional como para que las mismas empresas que contratan servicios allí exijan mejorarlas, aún a costa de precios más altos. China tiene todavía mucho margen para subir sus sueldos sin dejar de ser muchísimo más baratos que otros lados.

      Acerca de tu temor, China no tiene el control de la producción. Lo que tiene es mano de obra barata, y punto. No se pueden hacer los locos subiendo el precio de la manufactura, porque la producción inmediatamente migra a otro lado. Ya les pasó a Japón, Singapur, Malasia… Eso pasa, precisamente, porque la manufactura agrega poco valor, y moverla de acá para allá es más barato que pagar precios altos.

    • Es muy probable que China deje de producir (al menos al ritmo actual) y su chifladura de moño tiene dos aristas:
      Problemas de suministro de energía[1] y su contraparte, la acuciante contaminación que genera el actual e insostenible esquema de producción.[2]

      Admitamoslo de una vez, nuestro sistema de de vida es insostenible, aquellos que creen que el futuro será muy cool, con pantallas táctiles hasta en el inodoro y todo hiperconectado, vayanse sacando ésas ideas de la cabeza, el Pico del Petróleo va a cambiar radicamente nuestr relación con la Tierra.[3]

      [1]http://www.rebelion.org/noticia.php?id=149471
      [2]http://www.rebelion.org/noticia.php?id=162199
      [3]http://crashoil.blogspot.com.ar/

      • Galbi, tu argumento tiene mucho mérito, pero no está relacionado con el tema particular del que estamos hablando: eso que se aplica a China también se aplica (¿aún más?) a Tierra del Fuego.

        La contaminación, el calentamiento global y el problema del suministro de energía seguramente van a tener consecuencias importantes para el sistema de producción, pero no de una manera que de golpe vuelva viable lo de Tierra del Fuego.

  5. Fede, excelente artículo, y concuerdo que esa industria no tiene sentido para acá, al costo de retrasar al resto del país. Tenemos mucha gente capaz de crear con alto valor agregado pero que no puede llevarlo a cabo por las trabas y el problema económico. En todo caso habría que hacer esto en el Chaco, no en Tierra del Fuego, para poder exportar a sudamérica desde ahi, o Córdoba o Buenos Aires… este es el precio de ganar tres senadores, un gobernador y la alianza con Moyano (por el gasto forzoso en camiones)… no es un plan racional para mejorar la industria nacional. Eso se haría mejor con educación, productividad que baje costos, promoción industria nacional, acceso libre a herramientas y componentes necesarios para hacer cosas de mayor valor agregado.

    Lo de China hay que verlo del punto de vista de un chino… entre morirse de hambre en una chacra o trabajar en una fábrica, estan mejor en la fábrica (salarios suben 20% por año), aunque no hayan llegado aun a un nivel “occidental”… votan con los pies, no son obligados. Para nosotros desearía saltar esa etapa pero no es posible, no conozco países que lo hayan salteado…

    • Marce, lo de Tierra del Fuego es muy anterior a Moyano, los senadores y todo eso. Originalmente, era una manera de fomentar que hubiera gente dispuesta a vivir en el fin del mundo, cosa de que Chile no pudiera tomar la zona simplemente poblándola. Desconozco los méritos de esta estrategia geopolítica, pero me parece que si bien algunas medidad del gobierno actual exacerban el problema, la cosa viene de larga data, y no es algo que se arregle mudándolo al Chaco: allí seguiría siendo igual de poco competitivo.

      Por lo demás, coincido totalmente: como proyecto de desarrollo nacional, es irracional.

  6. Me gustó mucho el punto de vista de Federico. Apostar al diseño (lo que incluye software) claramente es mejor estrategia. Aunque sería una iniciativa mas riesgosa ya que es mas fácil montar una copia de fabrica (como lo que hay en Tierra del Fuego) que arriesgarse a plantear y producir un diseño innovador (Ceballos lo dio a entender). No se si el empresariado Argentino se la bancaría, pero si el estado finlandés pudo es posible que nosotros también. Tengo entendido que los tipos hasta cambiaron su sistema educativo para ir en esa dirección.
    Lo que si discrepo un poco es sobre la inutilidad del proyecto actual. Además de los puestos de trabajo generados hay que considerar los beneficios en la balanza comercial. Es un dato duro como disminuyeron las importaciones sin bajar la actividad industrial. La regulación a las importaciones apuntando al autoabastecimiento y con su consecuencia en la balanza permite no solo crear puestos de trabajo si no también aumentar el PBI (generación de riqueza) y principalmente construir mallas para filtrar las crisis externas (que ultimamente vienen in crescendo).
    De todas formas esto también se podría lograr con un modelo como el que plantea Federico. El tema es su factibilidad. Viendo el caso Finlandia parece posible pero por ahí faltan datos. Tengo entendido que en los decodificadores de tda ya hay software argento. Eso es diseño y se lo estamos exportando a Venezuela.

    • Soy escéptico respecto del impacto real de Tierra del Fuego en la balanza comercial, a partir de un dato que discutimos con René, y que él confirmó: la manufactura es una parte pequeñísima del precio del bien.

      Como mencioné en el artículo (y durante la conferencia), menos del 2% del precio de un iPad va a parar a China, y ojo que eso incluye componentes electrónicos y materia prima. Así, la parte del producto cuya importación Tierra del Fuego sustituye es pequeñísima: toda la parte de “abajo” (componentes y materia prima, también pequeña) y la de “arriba” (diseño, mercadeo, provisión de servicios, etc, enorme) sigue siendo importada. No entiendo cómo, en esas condiciones, el impacto puede ser importante.

      No quiero que se entienda, tampoco, que lo que propongo es “vender diseño”, así, intangible. No, de lo que hablo es de generar el negocio completo, en el que terminamos vendiendo aparatos concretos, pero con marca propia, competitivos a nivel internacional, decidiendo si tercerizar o no la producción de cada parte de acuerdo a criterios económicos viables, y quedándonos con la parte interesante de la torta, no con las migas que se caen de la mesa.

      Sí se puede competir con China, si uno es lo suficientemente vivo como para evitar hacerlo justo en la actividad en la que ellos tienen todas las ventajas. No estamos dispuestos a hacer lo que haría falta para poder competir en manufactura (pagar sueldos muy bajos), y creo que es una decisión correcta. Pero entonces, ¡no demos esa batalla, que es justo la que estamos condenados a perder!

  7. Creo como vos que es muy probable que lo que se vende ahora a Venezuela no sea significativo pero no apuntaba a eso. Solo digo que el hecho muestra que algo se hace en la dirección que planteas. Producir un Sony Bravia no es lo mismo que un deco tda. El deco tiene diseño nacional desde el software hasta el diseño de la placa y se fabrica en Tierra del Fuego. Es solo un pasito pero creo que el ejemplo va en la direccion que planteás y el gobierno lo sabe. Me contaron una anectodata donde Tristan Bauer tuvo que pelearse con los antiguos ingenieros del gobierno para hacerles entender que no quería que se importen decos de China si no que se haga todo acá (diseño y manufactura). A lo que voy es que desde el estado se tiende a eso pero es muy probable que tengan problemas de factibilidad al corto plazo. Y como sabemos pensar el largo plazo es mas facil en Finlandia.

    • No quise minimizar lo que se vende a Venezuela, e imagino que deben haber más ejemplos de ese tipo de cosas. A lo que voy es a que el acento está en la manufactura, con algo de diseño incidental, cuando sería más eficaz si fuera al revés.

  8. Si vale la pena! porque lo que algunos ven como un negocio otros lo ven como soberanía nacional. Lo que se busca no es competir con China, sino desarrollar una indutria estrategica en la sociedad tecnologica actual que nos permita no depender del extranjero. Para que algun día no nos vendan madera podrida.
    Yo creo que es bueno apostar a la industria nacional, primero porque poco a poco nos dará trabajo y tambien libertad.
    Hoy pocos valoran que en Argentina exista energia nuclear, creo que nadie sabe eso. Pero en este pais existe un desarrollo increible de este tipo de energia implementada en el año 1940, inviable en esa epoca, pero hoy fundamental para mantener el consumo de energía del monstruo que es el Gran Buenos Aires.

  9. Antes de seguir los felicito por este debate interesantisimo y estrategico hoy para nuestro futuro.
    Lo de vender Diseño esta bueno como negocio y lo comparto. Ayer justo conversaba con un amigo que estudia electronica y me dijo que como huyo este tipo de industria a brasil y mexico no saben donde practicar mas que con generacion de energia o simples circuitos impresos. Generaciones de profesores ya se acostumbraron a dictar solamente teoría y en la UTN Regional Tucuman preguntarle a un profesor sobre la posible fabricacion de microchips algun dia en el pais es motivo de risa y seguro que le alegras el dia.
    El diseño esta barbaro, seria como el equivalente de la venta de desarrollo de software que hacen los ingenieros de sistemas al exterior. Pero eso como iniciativa privada. Solo si queres ganar gita.
    Si tu objetivo es ver florecer la industria electronica nacional, si sos un estudiante de electronica que en su facultad solo habia osciloscopios llenos de polvo y queres que las generaciones futuras tengan laboratorios donde les enseñen a fabricar memorias, sistemas y chips entonces hay que luchar por eso. Los chinos lucharon y ahi lo tienen. A ellos los explotan pero ellos ya conocen el know how de las empresas que manufacturan ahi y el dia que se vayan como lo hicieron de Japon y Corea a ellos no les importaran. Porque Japon ya tiene a Toshiba y Corea a Samsung.

  10. Interesante la nota, con la que coincido parcialmente. Efectivamente se fabrica (en un proceso complejo) en Tierra del Fuego, con diseños y componentes importados en lo que constituye el eslabón de menor valor agregado de la cadena de valor de la industria. Los componentes vienen en un kit cuyo costo es dificil de estimar ya que al no hacer el diseño nadie averigua cual sería el precio de obtener los componentes libremente de distintas fuentes.Pero es cierto que emplea una cantidad importante de personal si lo mira desde la óptica de Tierra del Fuego. El régimen de Tierra del Fuego se creó en la época de Lanusse y el objetivo no era desarrollar tecnología sino poblar .
    El déficit de la balanza de pagos de todo el sector electrónico fue en el 2011/12/13 de algo mas de 8.000 millones de dólares anuales, la mitad de los cuales son de Tierra del Fuego. Este déficit por la característica de la micro y nanoelectrónica se va a incrementar sino se hace algo, pues se crean nuevos productos y se reemplazan los fabricados con tecnología electromecánica e hidraúlica y este déficit se puede acotar y disminuir si se negocia distinto con las empresas radicadas en T.del Fuego y se promociona la llamada electrónica profesional que se realiza en la zona continental del país. Existen en Argentina algo mas de 700 empresas pymes, que producen con diseños propios, y varias de ellas exportan.
    No es cierto que no se pueden fabricar chips en el país. Si bien es cierto que los mas complejos no se podrán fabricar por las grandes inversiones y el pequeño volumen nacional, su porcentaje en la cantidad de componentes no pasa del 20% del total.
    Se puede comenzar con el diseño (ya hay dos empresas privadas que lo hacen en el país y trabajan para el exterio y mas de 100 especialistas en universidades e institutos públicos) y difundir en el exterior, seguir por el ensamblado del chip (también hay dos empresas en el país), luego el empaquetado y conociendo mejor el negocio encarar la fabricación de algunos tipos de componentes.El chip que se usará en los DNI o en la trazabilidad del ganado no tiene la resolución del procesador de una computadora y tiene un mercado en el ´pais de millones de unidades.
    Con las empresas de Tierra del Fuego se deberían negociar contraprestaciones para los beneficioes que obtienen, que desarrollen en la zona continental y para exportar algo del software que utilizan todos los productos inteligentes de consumo o que imiten a Newsan que exporta ya por valor de U$S 500 millones en pesca congelada . Además de pueden fabricar localmente mas controles remotos(actualmente se fabrican los de aire acondicionado), las fuentes de los celulares y notebook y todos ellos con chips diseñados localmente.
    Diseñar el chip da libertad en el diseño del resto del producto y la posibilidad de usar una marca propia. La mayoría de los chips de los celulares que venden internacionalmente se diseñan en sus casas matrices y se fabrican en China o en Taiwán.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>