En las últimas elecciones, Córdoba zafó por poco de tener fraudevoto electrónico.

Sin embargo, el zombie no está muerto: de golpe aparecen de nuevo un montón de artículos al respecto, blandiendo las mismos cansadas, infundadas y largamente desmentidas afirmaciones de siempre, en un estilo indistinguible del característico “braaaaaainnnnzzzzz!”

Uno diría que textos inteligentes, respaldados por investigaciones y referencias serias e independientes como (por citar sólo un ejemplo respecto del tan alabado caso brasileño) el del Dr. Pedro Rezende deberían ser suficientes como para que el tema se terminara de una vez.

Pero los zombies son así. No se quedan quietos. Tampoco cambian, ni acusan recibo de los argumentos, ni siquiera intentan refutarlos. Simplemente, siguen avanzando. Mal, rengueando, sin ideas ni hechos que los respalden, contra todas las reglas de la lógica, siguen avanzando.

Menos mal que Hollywood nos enseño que los zombies nunca ganan. Si no, me preocuparía.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 155 user reviews.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>