En su denuncia contra Cuevana, cuyo texto puede leerse en Fortunaweb, encontramos un párrafo desgarrador:

No busca esta denuncia ser una simbólica manifestación testimonial, sino que es un grito de auxilio a la justicia en reclamo de una solución, ya que la situación desesperante de la industria, reclama sin rodeos la toma de decisiones firmes. “Si los operadores de la rapiña intelectual avanzan mucho más, seremos testigos de una lamentable situación: industrias legales en retroceso; autores y/o creadores en extinción.

¿Es desesperante la situación de una industria cuya facturación creció el 42% en el último año? Si los autores están “en extinción”, ¿cómo se explica que cada vez haya más gente que publica sus obras en Internet?

Señor Parise: si hay algo que amenaza a los autores, es la industria que usted representa, no Internet. Por favor, deje de dar vergüenza ajena, y ponga a funcionar el cerebro para buscar una manera de aprovechar las oportunidades de la red, en vez de combatirlas.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 194 user reviews.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>