Un Tigre atrapó a un Zorro, y se aprestaba a matarlo cuando éste dijo: “¡No te atrevas a lastimarme! El Emperador del Cielo me ha designado Rey de Todas las Bestias, y todas me temen, como también debieras hacerlo tú. Puedes convencerte a tí mismo: llévame donde haya otros animales, y verás que todos huyen de mi presencia.”

El Tigre tomó al Zorro por el cuello, y lo llevó de paso por el bosque. Ante la vista del Tigre, todos los animales huían aterrados.

— ¿Ves? — decía el Zorro — Con sólo verme escapan de mi poder.

Impresionado, el Tigre llevó al Zorro a un lugar apartado de la selva, y allí lo devoró antes de reemprender la marcha. Al cabo de un tiempo, llegó al claro donde lo esperaban las gallinas.

— ¿Ya está? — preguntaron con ansiedad.
— Sí. — respondió el Tigre — Pero yo pensé que se trataba sólo de un zorro, y resultó ser el Rey de Todas las Bestias. Vamos a tener que arreglar otro precio.

Average Rating: 5 out of 5 based on 246 user reviews.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>