El maestro e-squizo se enteró de que los demás hackers mortificaban a perlhead por su lenguaje de preferencia. E-squizo los convocó un atardecer bajo el cerezo y les habló así:

Cada lenguaje se corresponde con una parte del hacker. Smalltalk, por ejemplo, corresponde al alma, pues es prístino, puro, ortogonal hasta el extremo de carecer de control de flujo. Así como Pascal y Modula-2 pertenecen al hemisferio izquierdo del cerebro, parlanchín y estructurado, Lisp es del hemisferio derecho: creativo, intuitivo, complejo, retorcido. C y Java corresponden al estómago, ya que nos dan de comer. C++ se refleja en el intestino grueso: todos saben que está ahí, y que alguna función cumple, pero a nadie le agrada pensar en ello. COBOL corresponde, evidentemente, al colon. Python es para el hígado, capaz de metabolizar enormes cantidades de azúcar sintáctica, y Perl corresponde al sexo: programando en él, el hacker se siente a la vez sucio y poderoso, y lleno de un intenso placer culpable.

En ese momento, los discípulos de e-squizo fueron iluminados, y pasaron varios meses escribiendo variantes de “Just another Perl hacker”, cada uno en su lenguaje favorito.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 234 user reviews.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>