La Iglesia, encandilada con el voto electrónico

A menudo suelo proponer que la programación de computadoras debe ser parte de la educación escolar, igual que la lectura y escritura, las matemáticas, las artes plásticas, la música y demás artes. Lamentablemente, la idea de que “programar es demasiado difícil” está tan instalada en la opinión pública que mi propuesta por lo general provoca un rechazo inmediato. “La computadora es una herramienta” — reza el contraargumento — “lo importante es saber usarla, no programarla.”

La falacia es que, si bien es cierto que la computadora es una herramienta, lo que la define es su naturaleza de ser una herramienta programable, de modo que no podemos decir que sabemos usarla si no sabemos programarla, al menos rudimentariamente. Sin este conocimiento, no podemos saber de qué es capaz el aparato, y estamos condenados a sub- o sobreestimarlo. En un mundo en el que interactuamos con computadoras todo el día, ambos errores son peligrosos.

Un elocuente ejemplo de esto es el llamado de la iglesia y 50 organizaciones de la sociedad civil a llevar adelante una importante reforma política en Argentina. Para ello reclaman una serie de medidas, que van desde las internas abiertas y simultáneas en los partidos políticos hasta un mecanismo de fiscalización de gastos en las campañas electorales. El mérito relativo de cada una de estas propuestas es discutible, pero lo más notable es que entre ellas hay una que anula cualquier bondad que pudieran tener las demás: la implementación del “voto electrónico”.

Por cierto, no lo hicieron a propósito: seguramente su preocupación por la transparencia de los comicios y la ausencia de fraude es genuina, y por lo tanto la incongruencia de pedir, en un conjunto de medidas destinadas a mejorarlas, un sistema que las empeora más allá de toda posibilidad de arreglo sólo puede explicarse por el desconocimiento. Se trata de personas bien intencionadas, pero convencidas de que las computadoras son “sólo una herramienta” e ignorantes de que su programabilidad las convierte en el ayudante ideal para cometer fraude a gran escala, y hacer más difícil su detección.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>