Monthly Archives: noviembre 2007

Una de las características esenciales del estado de derecho es la igualdad entre las personas. Para todos es sobreentendido que el Estado debe comportarse sin favoritismos ni discriminaciones. Este principio es válido en todas las instancias en las que el Estado interactúa con los individuos. El término “neutralidad tecnológica” está ganando terreno como una manera de nombrar la aplicación de este principio a aquellos casos en los que la interacción se da a través de medios electrónicos.

En el campo de las comunicaciones informáticas, la idea básica es que el Estado debe brindar los mismos servicios, con la misma calidad, a todas las personas, independientemente de la marca de sus computadoras, o de los programas que usen, de la misma manera que la mesa de ayuda de un organismo público atiende del mismo modo a quienes llaman, sin importar la empresa a la que contratan el servicio telefónico.

Las grandes empresas nos muestran a las claras que este objetivo puede lograrse: basta con ver la amplitud y complejidad de la oferta de servicios de gigantes como Google, Yahoo, Amazon.com y muchos otros para ver que es posible brindar servicios de gran profundidad de tal manera que puedan ser utilizados desde cualquier plataforma. Lamentablemente vemos que, en la práctica, estas trasnacionales tratan a sus clientes de una manera mucho más igualitaria que lo que lo hace el Estado argentino con sus habitantes. Veamos algunos ejemplos. Read more »

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 150 user reviews.